Cómics que merecen la pena

El futuro que no fue

La trama nos introduce en una etapa futura de la historia de la humanidad donde las grandes corporaciones publicitarias, las MercAgencias, invaden con sus anuncios tanto el planeta Tierra como a sus planetas asociados. Este dominio se extiende a todas las facetas sociales y privadas de los humanos que los habitan. Una de las consecuencias de esta tiranía es la inclusión de anuncios (visuales, sonoros y físicos) en cualquier rincón de la vía pública, algunos de los cuales son muy invasivos y pueden abordarte o penetrar en el coche por la ventanilla abierta. Es el denominado “Ruido”. Dentro de este ecosistema, un detective del montón llamado Archi Cúper recibe un encargo delicado que, sin que él mismo lo sepa, puede suponer la llave definitiva para que las grandes corporaciones publicitarias gobiernen definitivamente el universo conocido. En los bajos fondos de Montebahía se produce el desenlace definitivo. (Tristán Cardona en "Zona negativa")